El día de la entrevista hay que presentarse unos veinte minutos antes en la puerta de la embajada. No merece la pena madrugar más de la cuenta, pues no nos llamarán hasta la hora que tengamos fijada. Es obligatorio mostrar la 2NL y la hoja de confirmación de la cita. Pasaremos seguridad y deberemos dejar en la puerta el móvil u otros aparatos electrónicos.

Ya dentro de la embajada nos pedirán toda la documentación obligatoria, incluyendo el sobre del centro médico, y pasaremos a pagar la tasa de gestión del visado. Actualmente se pagan $330 por persona.

Hecho lo anterior, toca esperar hasta que llegue nuestro turno. Entonces nos llamarán y empezará la entrevista, que habitualmente dura poco rato y suele consistir en algunas preguntas sencillas (aunque es imposible predecir cómo será cada caso) después de haber prometido que todo lo manifestado en el DS-260 es cierto.

Habitualmente al final de la entrevista ya sabremos el resultado de nuestra solicitud de visado:

  • Aprobada
  • Rechazada
  • En proceso administrativo

Si entramos en el último caso, normalmente será porque necesitan estudiar nuestro caso con más detalle o nos falta entregar algún tipo de documentación. En ese caso deberemos estar atentos a las instrucciones, cumplir con los requisito que nos impongan y esperar a que tomen una decisión final sobre nuestro caso.

Se puede consultar el testimonio real de una entrevista del Diversity Visa Program. Hay que tener en cuenta que se trata de una experiencia específica en España. Podría haber ligeras variaciones en otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *